Volkswagen

MEB Workshop

Septiembre 27, 2018 | 10:22 pm

Redacción | S Magazine México

Puebla, Pue. 27 de septiembre de 2018.- Durante el MEB Workshop, el Dr. Christian Senger, Director de e-Mobility Volkswagen AG, brindó a los asistentes una visión general del futuro de la nueva Plataforma Modular Eléctrica (MEB), presentada en la Fábrica de Cristal en Dresden. Esto es parte de lo que mencionó durante su ponencia.

 

 

“ELECTRIC FOR ALL” no es sólo un eslogan, es el lema para nuestra ofensiva de movilidad eléctrica.

 

El objetivo es lograr que la movilidad eléctrica sea accesible para todos. Para cada bolsillo y para cada estilo de vida.

 

En el proceso, Volkswagen se ha propuesto el objetivo de lograr que la movilidad eléctrica sea accesible para todos los conductores. Aquí el enfoque no está en millonarios europeos o americanos, sino en los millones de conductores en el camino que hoy utilizan motores de combustión.

 

Por esta razón “ELECTRIC FOR ALL” no es sólo el lema e este taller, esta declaración es la base de todo nuestro programa. Movilidad eléctrica para todos. Esto es lo que hace diferente a Volkswagen: la distribución más amplía de tecnología y movilidad.

 

Esto es lo que nos impulsa. Con el Beetle de los años 50 y el Golf de los 70, aportamos movilidad individual a todas las personas y haciéndolo realmente accesible para todos. Ahora viene el siguiente nivel: Con la Plataforma Modular Eléctrica (MEB) y el primer modelo de nuestra futura familia I.D., brindaremos la oportunidad de que la movilidad eléctrica sea verdaderamente accesible para el uso cotidiano.

 

 

“ELECTRIC FOR ALL” despega con el I.D.

 

La Fábrica de Cristal es en realidad el mejor lugar para este lanzamiento. El e-Golf ya se envía desde aquí a los centros neurálgicos de la movilidad eléctrica en todo el mundo. A ciudades como Oslo, donde esta forma de transporte fascinante y dinámica con cero emisiones ha sido aceptada mucho más rápidamente por la gente, como parte de un nuevo concepto de movilidad, que en cualquier otro lugar.

 

Y, por supuesto, también enviamos el e-Golf a ciudades como Londres y Beijing. En la capital británica, los únicos autos exentos del cargo por congestión son los autos eléctricos. Esto ha derivado en que un creciente número de conductores cambien a modelos como el e-Golf.

 

En una mega ciudad como la capital china, ocurre lo mismo: el avance hacia la movilidad eléctrica se fomenta entre la población.

 

Las estadísticas más actuales demuestran esto: En casi todas las naciones industriales importantes, se están elevando los registros de vehículos eléctricos.

 

Países como China y Noruega marcan el ritmo. La Asociación Noruega de Vehículos Eléctricos indica que la participación de autos eléctricos en 2018 probablemente será superior al 30%.

 

Una mirada a China: Tan sólo en los primeros tres meses de este año, se registraron más de 140,000 vehículos eléctricos y modelos híbridos. Esto duplica el número del año anterior. En total, en 2017 se registraron 777,000 vehículos electrificados, más que en cualquier otro país del mundo.

 

Los números también ascienden en Estados Unidos y Europa. Estados Unidos tiene el objetivo de romper la marca de 200,000 para los vehículos eléctricos e híbridos recientemente registrados en 2017. En Alemania, había casi 55,000; en Inglaterra alrededor de 48,000; y en Francia aproximadamente 37,000 vehículos recién registrados que funcionan completa o parcialmente con transmisión eléctrica.

 

Como mencioné, la tendencia es perfectamente clara. Los números se están incrementando en todo el mundo. Y, sin embargo, apenas comenzamos un desarrollo que se acelerará significativamente en los próximos meses y años.

 

El hecho es que ahora tenemos un tiempo de entrega de casi 7 meses para el e-Golf, no obstante que aumentamos la producción de 120 a 160 vehículos por día. Esto se debe al crecimiento de la demanda en todos los mercados. Por cierto, el ensamble final del e-Golf aquí en Dresden, es completamente neutro respecto al cambio climático debido a que la fábrica opera con energía 100% natural proveniente de fuentes renovables.

 

 

El e-Golf es un precursor de lo que ocurrirá a partir de 2020 con el lanzamiento

de los primeros modelos I.D.: ¡Es la revolución de la movilidad eléctrica!

 

Empecemos con el I.D. que se produce en la planta de Zwickau. Cada día saldrán de la línea de producción hasta 1,500 vehículos eléctricos.

 

El hecho es que, en los siguientes 24 meses, con el I.D. Compacto y un SUV, tendremos los dos primeros vehículos eléctricos en el programa con un rango superior a 550 km.  Estos dos modelos representarán el inicio del giro hacia la movilidad eléctrica.

 

Esto continuará en 2022 con una van de cero emisiones que ya alcanzó el estado de culto como prototipo. También hemos demostrado el potencial de la familia I.D. con el innovador sedán concepto I.D. VIZZION.

 

Me gustaría darles una predicción para que tengan una idea de la dirección hacia la que avanza este proyecto: Entre 2020 y 2025, deseamos aumentar las ventas de nuestros modelos I.D. diez veces para pasar de 100,000 a un millón de unidades al año.

 

La clave técnica para este viaje hacia un futuro libre de emisiones se llama Plataforma Modular Eléctrica.

 

Esto es lo que encabeza el cambio de paradigma en Volkswagen. Por primera vez en la historia de la compañía, Volkswagen ofrecerá simultáneamente autos con transmisión convencional, como el Golf, junto con modelos totalmente eléctricos como el I.D.

 

Esto forma una bifurcación en las líneas de productos y cada línea es equivalente. La nueva estrategia de productos será visible por primera vez entre 2019 y 2020 con el lanzamiento del octavo Golf y el primer I.D. – dos Volkswagen compactos, cada uno con sus propios conceptos técnicamente únicos y un ADN de diseño claramente diferenciado en el mismo segmento.

 

Esta plataforma se utilizará para grandes volúmenes. En la primera etapa, esperamos que se construyan 10 millones de autos eléctricos, distribuidos en cuatro marcas distintas del Grupo Volkswagen. La MEB se diseñó de tal forma que los modelos I.D. se puedan producir en fábricas de vehículos totalmente eléctricos, como ocurre aquí en Dresden, así como también en operaciones mixtas, donde se trabaja junto con los modelos de la plataforma MQB tales como el Golf y el Passat. Esto nos permite controlar la producción con flexibilidad.

 

Pero hablemos de la MEB compatible entre marcas. Esto responde a los requisitos de movilidad centrales del futuro. La MEB define la arquitectura vehicular de una forma completamente nueva y, por lo tanto, ya es un parteaguas en el desarrollo tecnológico.

 

La plataforma modular eléctrica garantiza que el espacio interior se utilice de mejor manera que antes. Pueden suponer que cada modelo I.D. ofrece un espacio interior que siempre corresponderá al del tamaño de un vehículo en una clase superior.

 

Veamos por ejemplo, nuestro primer vehículo en la familia I.D. Este vehículo eléctrico es tan revolucionario como lo fue el Beetle hace siete décadas y el Golf hace cuatro. El I.D. tiene el mismo potencial de hacer historia. Se diseñó como un compacto versátil. Un vehículo de cero emisiones accesible con el mismo rendimiento que los autos a gasolina de hoy. Éste hará realidad la movilidad eléctrica.

 

Al mismo tiempo, nuestros nuevos modelos impulsarán el siguiente paso en la digitalización de la movilidad. Volkswagen evolucionará de ser sólo un fabricante de vehículos para convertirse en un proveedor de movilidad con automóviles y servicios digitales.

 

 

En este proceso de transformación, el enfoque no será únicamente sobre

la movilidad eléctrica, también se abordará la conectividad.

 

Pero éste fue exactamente el enorme reto. Necesitábamos integrar gradualmente las posibilidades exponencialmente crecientes que ofrecen la electrificación, la digitalización y la interdependencia del vehículo de forma innovadora en nuevos productos.

 

Sin embargo, lo logramos. Con una nueva arquitectura eléctrica pionera de extremo a extremo. La llamamos “E3”. Al mismo tiempo, también desarrollamos el primer nivel de un nuevo sistema operativo para esta arquitectura: el “vw.OS”.

Nuestra nueva arquitectura electrónica de extremo a extremo es verdaderamente un logro de diseño. Esto se debe a que “E3” utiliza una generación completamente nueva de poderosas computadoras de alta integración, lo que también representa un avance con respecto a las unidades de control convencionales y, por ello, tiene una influencia directa en el futuro potencial técnico de los modelos ID.

 

Por cierto, Volkswagen no sólo busca asegurar el óptimo rendimiento y el atractivo técnico de nuevos modelos de automóviles sino también, por primera vez, el ciclo de vida entero de los vehículos. Con la ayuda de capacidades de actualización y mejoras integradas en el sistema, actualizaremos de modo continuo y rápido las tecnologías a través de la nube y ampliaremos las funcionalidades.

 

Y, por último, todo esto será mucho más fácil de operar independientemente de la mayor variedad de funciones.

 

Piensen en el Smartphone. Tienen muchas más funciones de las que antes tenía un teléfono móvil, pero los nuevos aparatos son más intuitivos y fáciles de operar. Muchos Smartphones ya ni siquiera se tienen que conectar físicamente pues ya pueden cargarse de manera inalámbrica. Las cosas serán similares con un vehículo eléctrico en algún momento. Y ya que tocamos el tema de las baterías: con los modelos I.D. también comienza el uso de una nueva generación de baterías de alto rendimiento. Las baterías se fabricarán en Braunschweig, en la planta de componentes Volkswagen.

 

Plantas como ésta asegurarán que la compañía tenga un suministro de baterías garantizado cuando los nuevos registros de nuestros vehículos eléctricos se disparen en todo el mundo.

 

También pueden suponer que estas baterías tendrán vidas muy largas y, gracias a su estructura modular y formato de celdas múltiples, se podrán usar en todos los modelos I.D.

 

Las baterías se cargarán en el frente del vehículo usando un cable o a través de una interfaz inductiva (se espera que llegue a mediano plazo), de forma similar al Smartphone. Será posible cargar una batería en el I.D. o I.D. CROZZ al 80% a 125 kW en unos 30 minutos.

 

 

Independientemente de la fuente, necesitamos continuar la expansión

de una infraestructura de carga correspondiente.

 

La coinversión con lonity juega un papel fundamental en esto. Volkswagen coopera con diversos grupos y marcas para crear una red confiable de estaciones de carga a lo largo de las autopistas europeas hasta de 350 kW.

 

Para 2020 deseamos tener en operación 400 de estas estaciones de carga rápida, además de la expansión estatal de la infraestructura de carga.

 

Ahora es nuestro turno de cumplir nuestra promesa. Vehículos eléctricos accesibles, tales como el I.D., con el rendimiento de los autos actuales que utilizan gasolina. La cuenta regresiva ya comenzó. Y avanza más rápido de lo que imaginamos. Oficialmente la entrada al mercado del I.D. comenzará en 2020.

 

Sin embargo las preventas, y esto es completamente nuevo, podrían iniciar ya en 2019, es decir, el próximo año.

Síguenos

S Magazine México. 5086-8977    |    5086-8961

2018 | S Magazine México. Todos los derechos reservados