Los predecesores del Clase C que marcaron la historia de Mercedes-Benz

Septiembre 27, 2021

Redacción | S Magazine México

iudad de México, septiembre 27, 2021.- El estreno de los modelos compactos de Mercedes-Benz en 1982 marcó el rumbo de un futuro doblemente exitoso: marcó el comienzo de la línea directa de la tradición del Clase C.

 

Esta estrategia transformó al fabricante clásico de lujo Mercedes-Benz en una marca moderna y de amplia base.

 

Este desarrollo tuvo sus raíces en los primeros días del automóvil. Autos compactos en Mercedes-Benz Apenas ocho años después de la invención del automóvil, Carl Benz diseñó el Velo, que se lanzó en 1894.

 

Su construcción liviana y dimensiones compactas fueron impresionantes, y se convirtió en el primer vehículo producido en serie en la historia del automóvil.

 

En una competición interna por un vehículo compacto, Benz & Cie., creó el Benz 8/18 CV en 1911. Ese mismo año, el entonces Daimler-Motoren Gesellschaft (DMG) presentó su Mercedes 8/18 CV. DMG respondió a la creciente demanda de automóviles con precios más favorables en la década de 1920 con el innovador automóvil de pasajeros sobrealimentado de 6/25 hp.

 

La sólida historia de la familia de esta serie con diferentes modelos es tan versátil como exitosa hasta el día de hoy con los modelos como el sedán, estate, Coupé y Cabriolet.

 

El Clase C que se lanzó inicialmente al mercado hace casi 40 años como una clase de modelos compactos, comenzó con una pequeña revolución: los modelos 190 y 190 E de la serie de modelos W 201 complementaron el lujo de los estándares establecidos por nuestro buque insignia, el Clase S, así como la categoría media superior (que más tarde se convirtió en el Clase E) con un sedán más compacto y de diseño inteligente.

 

El debut del Clase C Como debut de la serie de modelos, Mercedes-Benz presentó los modelos 190 y 190 E en 1982. Estos fueron seguidos por el 190 D con un silencioso motor a diésel en 1983 y en 1984 por el deportivo 190 E 2.3-16 con la tecnología de cuatro válvulas.

 

Mercedes-Benz continuó el desarrollo de la serie de modelos y un punto culminante en el diseño de la línea fue en 1988 con el 190 E 2.5-16 (143 kW / 195 CV), que también sirvió como una exitosa base para los autos de carreras DTM.

 

En 1992 fueron diseñados modelos especiales para atraer a los compradores más jóvenes y subrayaron el éxito de la serie, además de atraer un nuevo público objetivo a la marca.

 

Después de un cambio en el diseño a finales de 1991, la producción del W 201 terminó en agosto de 1993, momento en el que se habían construido un total de 1,879,630 vehículos de esa serie.

Síguenos

S Magazine México 5086-8977    |    5204-3670

2019 | S Magazine México. Todos los derechos reservados